Ordenanzas urbanisticas

Versión para impresoraVersión en PDF

Implícate

Los edificios constituyen el escaparate del pueblo, es lo que principalmente se ve, lo que los ojos de los ciudadanos y de los visitantes contempla, y consciente de esto, la Corporación pretende mejorar esta imagén. Con esta Ordenanza se quiere lograr que los edificios mantengan un aspecto más unificado y acorde con un pueblo andaluz, recuperando nuestras raíces,  un pueblo blanco, como podemos apreciar en la gran mayoría de los pueblos andaluces. Paralelamente con el establecimiento de esta ordenanza, la Corporación, también emprende una labor de recuperación de los espacios públicos, pretendiéndose conseguir un cambio radical del aspecto del municipio.

Conscientes de que Charches tiene una singularidad diferente al resto de núcleos que componen el municipio, donde sus cubiertas históricamente se asemejan más a las de la alpujarra con el uso de la launa y la pizarra, y las fachadas de piedra, esta particularidad se ha reflejado en esta Ordenanza, admitiendo esas diferencias de aspecto de las edificaciones.

 Esta Ordenanza se basa en cuatro puntos básicos, fachadas blancas, tejados de teja, regulación de las casetas de aperos en el campo y la eliminación de tendidos eléctricos aéreos y respeto por el medio ambiente. Así pues se establecen en una serie de artículos las condiciones estéticas y ambientales que han de reunir los edificios.